Medio Ambiente destinará 21,5 millones de euros en la zona afectada por el incendio de Aliaga - Ejulve de 2009

El director general de Gestión Forestal, Alberto Contreras, y el director del Servicio Provincial de Medio Ambiente en Teruel, José Antonio Gómez, acompañados por técnicos del Departamento de Medio Ambiente, se han reunido en Ejulve con los alcaldes de las zonas afectadas por el gran incendio del pasado verano que calcinó unas 7.300 hectáreas en las localidades de Aliaga, Ejulve, La Zoma, Villarluengo, Cañizar del Olivar y Castel de Cabra.

En la zona afectada por este incendio, en total se invertirán cerca de 21,5 millones de euros hasta el año 2017 en trabajos de restauración ambiental y forestal, más de la mitad de ellos, 7,5 millones, entre 2009 y 2010.

"Esta fue una de las zonas más castigadas por los grandes incendios del pasado verano, por lo que el Departamento de Medio Ambiente ha diseñado un plan específico para esta zona, que se centrará en una primera fase en las actuaciones de extracción de madera, tratamientos silvícolas y consolidación de terrenos para evitar procesos erosivos y favorecer la regeneración natural", ha explicado el director general de Gestión Forestal, Alberto Contreras.

En total, en la zona trabajan seis cuadrillas forestales, cuatro de la empresa pública Sodemasa y dos comarcales, realizando trabajos de limpieza de montes y extracción de madera quemada, continuando con las primeras actuaciones de urgencia que se iniciaron el año pasado en el marco del Plan de Choque del Departamento de Medio Ambiente.

A los trabajos de limpieza ejecutados por las cuadrillas se suma la extracción de madera realizada a través de los seis aprovechamientos madereros licitados en la zona.

Infraestructuras de prevención

Además de las actuaciones de limpieza de montes y extracción de madera quemada, el plan también prevé la ejecución de 30 kilómetros de áreas cortafuegos entre todos los municipios afectados, que se integrará en la Red de Áreas Cortafuegos que ejecuta el Departamento de Medio Ambiente.

Veinte de estos kilómetros formarán parte de una red básica y el resto a una red secundaria, con la que se pretende compartimentalizar las superficies forestales de manera que se eviten masas forestales continuas de más de 2.500 hectáreas, además de ampliar las zonas de seguridad para las cuadrillas de extinción.

Este año, también se repararán tres balsas que quedaron dañadas por efecto del fuego y se creará un nuevo punto de agua en La Zoma para facilitar el abastecimiento de helicópteros y autobombas y agilizar el trabajo del operativo de extinción.

Espacio interpretativo de las masías de ejulve

Desde el Departamento de Medio Ambiente también se desarrollarán actuaciones específicas en el Espacio Interpretativo de las Masías de Ejulve, que se vio afectado parcialmente por el incendio.

En concreto, este año se crearán 2 kilómetros de nuevos senderos, se mantendrán y repondrán los miradores dañados y, en las zonas afectadas por el fuego, se adaptarán las infraestructuras pedagógicas y de interpretación del medio natural a la nueva realidad, explicando los nuevos ciclos biológicos que surgen y se desarrollan en zonas incendiadas.

Además, se reforzará la labor de información e interpretación ambiental con la ampliación del periodo estival de apertura del centro logístico y en todos los puentes nacionales y autonómicos, y se incrementará la oferta de visitas guiadas y las actividades de educación ambiental en todo el Espacio Interpretativo.

El Espacio Interpretativo de las Masías de Ejulve es un proyecto integral sobre el territorio que incluye un área dotada de senderos y elementos para interpretar el patrimonio que constituyen las antiguas masías y los recursos naturales de la zona, y que incluye un hotel ecológico. En este proyecto el Departamento de Medio Ambiente ha invertido 2,5 millones de euros.

Actuaciones en todos los incendios

Las actuaciones presentadas hoy por Alberto Contreras se enmarcan en el conjunto de medidas de restauración ambiental y forestal que el Departamento de Medio Ambiente ya puso en marcha en 2009 en las zonas afectadas por los 11 grandes incendios del pasado verano, con el objetivo de restaurar la cubierta vegetal y de las masas forestales para que cumplan sus funciones ecológicas, ambientales y económicas. En total, estas actuaciones supondrán una inversión de unos 52,7 millones de euros.

El Departamento de Medio Ambiente ha programado un conjunto de actuaciones prioritarias a desarrollar en el periodo 2009-2017 que prevén una inversión de unos 39 millones de euros, y una segunda fase 2012-2017, con una inversión prevista de unos 13 millones. Esta segunda fase estará condicionada a la evolución de los trabajos de la primera fase y de la previsible capacidad de regeneración natural de los bosques.

Dentro de este plan, a lo largo de este año trabajarán unas 500 personas en total en labores de retirada de madera y limpieza de montes, entre personal de las cuadrillas, trabajadores de la empresa TRAGSA, de las empresas extractoras de madera y personal de coordinación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento