Monseñor Ravasi defiende que el objetivo de la "auténtica espiritualidad" es "inquietar conciencias"

El presidente del Pontificio Consejo de Cultura de la Santa Sede, el arzobispo monseñor Gianfranco Ravasi, aseguró hoy en Valencia que el objetivo de la "auténtica espiritualidad es inquietar conciencias" y favorecer la respuesta de las "preguntas decisivas" del ser humano sobre "la vida, la muerte, el dolor, la justicia, el amor y la verdad".

Ravasi realizó estas manifestaciones durante una rueda de prensa que ofreció en el Palacio Arzobispal de la capital del Turia con motivo de la inauguración de la cátedra Fe y Razón en la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV). En el acto, el representante de la Santa Sede estuvo acompañado por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, y el director de la nueva cátedra, José Luis Sánchez.

Durante la jornada de hoy, Monseñor Ravasi impartirá además una conferencia en la UCV y mantendrá un encuentro con el mundo de la cultura valenciana en el Institut Valencià d'Art Modern (IVAM).

En este sentido, y preguntado por qué mensaje piensa transmitir a los creadores valencianos cuando la cultura contemporánea defiende en ocasiones la provocación y el anticlericalismo, Ravasi manifestó que "la cultura religiosa, no sólo la cristiana, constituye inexorablemente el gran código de la cultura occidental".

En la misma línea, argumentó que, incluso pensadores contrarios al cristianismo, como Nietzsche, reconocía la lectura de los Salmos como un rasgo de identidad. "Para un occidental el lenguaje bíblico es la propia patria, aunque no sea creyente", recalcó.

El representante del Vaticano insistió igualmente en que "la auténtica religión" busca "inquietar las conciencias" por lo que "cumple una función dentro de la cultura aunque esta sea completamente laica".

Por ello, subrayó la importancia de estudiar las relaciones entre la fe, la teología y la cultura a través de iniciativas como la cátedra fundada en Valencia o el encuentro con creadores —muchos de ellos no creyentes o practicantes de otras religiones, incidió— que el año pasado mantuvo el Papa Benedicto XVI.

Ravasi avanzó que la Santa Sede y la institución que preside pretenden continuar en esta línea, con próximos encuentros en Portugal y sectoriales, dedicados a las diferentes ramas del arte. El próximo, dijo, será el de los arquitectos donde monseñor confía en ver al urbanista valenciano Santiago Calatrava, quien ya acudió a la cita con el Pontífice.

Diálogo y diversidad

El religioso remarcó también la importancia del diálogo, que implica en sí mismo la diversidad, y, por lo tanto, "hablar también con los no creyentes". No obstante, apuntó que "en algunos casos se ha adoptado el comportamiento del duelo, como ha sucedido cuando el Islam ha acudido al diálogo casi con la espada del fundamentalismo".

En opinión de Ravasi, "lo que hay que construir es lo que en música se llama el dueto, el dúo, que supone que pueden juntarse un bajo y un soprano, los dos extremos de la escala de la tonalidad, y formar armonía".

En resumen, "lo importante es que se conserve la propia identidad y conocer las otras y ahí el elemento fundamental es la cultura", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento