290 millones de personas del Mediterráneo tendrán problemas de agua en el año 2025

  • Una situación que puede generar conflictos sociales y territoriales.
  • Representantes de 43 países se reúnen este martes en Barcelona.
  • La falta de acuerdo sobre cómo denominar los territorios ocupados ha impedido aprobar una estrategia conjunta.
La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa; el Secretario de Estado del ministerio de Recursos Hídricos y Regadio de Egipto, Hussein El Afty; y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu (centro).
La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa; el Secretario de Estado del ministerio de Recursos Hídricos y Regadio de Egipto, Hussein El Afty; y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu (centro).
Marta Pérez / EFE

Unos 290 millones personas de países mediterráneos tendrán, según la ONU, un acceso limitado al agua en el 2025, una situación que puede generar conflictos sociales y territoriales y que la Unión para el Mediterráneo quiere evitar con una estrategia global que garantice el suministro de este recurso.

Representantes de 43 países mediterráneos se reúnen este martes en Barcelona para aprobar este documento, que pretende garantizar el agua a las poblaciones de la cuenca, en un momento de expansión demográfica y en el que los efectos del cambio climático se están haciendo notar. Para ello prevé impulsar hasta 2025 un ahorro de un 25% del agua global sobre lo que consumía en 2005.

Esta estrategia conjunta será el primer gran reto de la recién creada Unión para el Mediterráneo, aunque las negociaciones encuentran algún escollo político. La delegación israelí se opone a que se haga referencia a los territorios ocupados cuando se habla del alcance de los compromisos que incluirá la estrategia, como la preservación de los recursos de agua, la mejora de su gestión, la salvaguarda de la salud pública, la erradicación de la pobreza y la erradicación del origen de los problemas de exclusión en esta región.

Otro "roce" es el referido a las aguas fluviales que comparten Turquía e Irak, y que podría provocar un bloqueo de última hora. La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural, Elena Espinosa, que ha presidido la inauguración de la IV conferencia ministerial Euro Mediterráneo sobre el agua, en la que se debatiendo esta estrategia, confía en que las discrepancias se puedan solventar.

El secretario general de la Unión para el Mediterráneo, Ahmad Masa'deh, ha reclamado acciones urgentes que garanticen una diversificación de los recursos y el acceso al agua para los habitantes de la cuenca, y que permitan el desarrollo en igualdad de todos los países sin comprometer por los ecosistemas. Ahmad Masa'deh, que ha explicado que ya se están materializando unos 50 proyectos, ha remarcado que el debate sobre el agua no puede ser de carácter local y que tiene que implicar a la ONU, la Liga Árabe y el Consejo de Ministros Africano.

"Se necesita una nueva cultura del agua que permita crear mecanismos capaces de generar prosperidad", ha insistido el secretario general. Espinosa ha remarcado que el Mediterráneo es una cuenca hidrológica desequilibrada, con fenómenos extremos de sequía e inundaciones cíclicas, que obliga a los países que forman la Unión de dotarse de una "estrategia común sobre un recurso escaso" para disponer de recursos hídricos a medio y largo plazo.

Además, la falta de acuerdo sobre cómo denominar los territorios ocupados ha impedido que los representantes de los 43 países de la Unión para el Mediterráneo hayan podido aprobar en Barcelona una estrategia conjunta para garantizar los recursos hídricos de toda la cuenca.

De la IV Conferencia ministerial tenía que salir un documento dirigido a promover iniciativas comunes sobre la gestión del agua en la que iba a ser la primera gran estrategia de la recientemente creada Unión para el Mediterráneo, que de esta forma recibe un fuerte revés. El escollo insuperable ha sido un matiz terminológico, ya que los representantes de Israel no han aceptado que en el documento se hablase de "territorios ocupados" a la hora de fijar el alcance de la acción de la estrategia conjunta y han propuesto la fórmula "territorios bajo ocupación", que no ha sido aceptado por el bloque árabe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento