Así lo afirma el Colegio de Farmacéuticos, que celebra a partir de mañana la Semana de la Farmacia alicantina.

El objetivo es aconsejar a los ciudadanos en materia de salud y «mostrar el trabajo de los farmacéuticos». Desde el 23 hasta el 26 de noviembre y en horario de mañana y tarde los farmacéuticos alicantinos mostrarán en la plaza del Puerto todos los entresijos boticarios.

Habrá una carpa central y 20 más pequeñas que tratarán desde cómo puede evitarse la obesidad infantil hasta las formas más eficaces de afrontar el tabaquismo. Los farmacéuticos también quieren explicar «que las dietas milagro no existen» y les ofrecen programas dietéticos para afrontar enfermedades.

Está previsto que se hagan, además, talleres de maquillaje correctivo para disimular las enfermedades de la piel, obsequio de muestras dermocosméticas, consejos sobre la detección precoz del cáncer de mama o el estado de la piel, así como la importancia de la dieta mediterránea.

También se darán charlas breves cada media hora, sobre alimentación saludable, enfermedades raras, cura de insomnio con plantas medicinales, hipertensión, píldora del día después o cómo hacer menos traumática la aparición de piojos en los niños.