En el caso del País Vasco el Tratado europeo fue ratificado por el 62,61% y obtuvo un rechazo del 33,66%, casi el doble que la media nacional. La provincia que registró la proporción de sufragios negativos más alta de España fue Guipúzcoa, con un 40,77%, seguida de Girona, donde el "no" logró el 33,42% de los votos. Vizcaya obtuvo el tercer porcentaje de "noes" más alto de la consulta con el 30,79%, seguida muy de cerca por Alava con el 29,56%.

Después de la comunidad vasca, en Cataluña los votos a favor fueron del 64,64%, y los negativos del 28,07%, mientras que en Navarra, la opción del "sí" obtuvo el 65,30% y el "no" el 29,22%.

Estas cifras contrastan con las obtenidas en Canarias y Extremadura, las dos comunidades autónomas que registraron un mayor porcentaje de votos favorables a la Constitución Europea (86,03 y 85,19%, respectivamente).

Por su parte, en la
Comunidad de Madrid el ‘sí’ consiguió el 73,95% de los votos, y el ‘no’, el 19,39% –con el 100% escrutado–, lo que supone un rechazo de dos puntos por encima de la media nacional.

En Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Murcia, La Rioja y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, los votos a favor superaron el 80% de los depositados en las urnas. Por provincias, Santa Cruz de Tenerife (88,17%), Almería (86,07%) y Cáceres (85,72%) fueron las que obtuvieron el porcentaje más alto de "síes" en el referéndum.