Bush da las gracias a Mongolia por enviar tropas a Irak
Reuters Reuters

Cientos de mongoles salieron a las calles de la capital para dar la bienvenida a Bush, el primer presidente estadounidense que visita el vasto país asiático.

Bush, que concluyó una gira por cuatro países de Asia, mantuvo conversaciones con el presidente mongol Nambariin Enjbayar dentro de un gran 'ger', una tienda ceremonial de fieltro, de forma circular.

Estas tiendas, también conocidas como 'yurts', aún hoy son utilizadas en versiones más pequeñas y rústicas por los pastores nómadas de Mongolia.

Los líderes se sentaron al pie de una estatua de Genghis Jan, un recordatorio de que Mongolia alguna vez fue uno de los mayores imperios del mundo.

En la ceremonia de recepción, frente a la Casa de Gobierno, Bush y Enjbayar inspeccionaron una guardia de honor ataviada de azul, rojo y oro, mientras la multitud lanzaba vítores en un día extremadamente frío.

En un discurso, Bush declaró su solidaridad con Mongolia, un país que se encuentra entre las potencias militares de Rusia y China, y dio las gracias a los mongoles por enviar un contingente de alrededor de 120 soldados a Irak.

La multitud aplaudió cuando Bush dijo que Estados Unidos era el 'tercer vecino' de Mongolia, después de China y Rusia.

'Las Fuerzas Armadas de Mongolia están sirviendo a la causa de la libertad y las fuerzas estadounidenses están orgullosas de servir junto a unos guerreros tan valientes', declaró. *.