El Pleno del Parlamento andaluz aprobó esta tarde una proposición no de Ley del Grupo Socialista, que fue apoyada por el PP-A y rechazada por IULV-CA, en la que se insta a la Junta a "racionalizar las estructuras y funcionamiento del sector público administrativo, empresarial y fundacional al objeto de lograr ganancias en términos de accesibilidad y flexibilidad", todo ello orientado a conseguir mayor "eficacia, eficiencia y economía".

La iniciativa aprobada solicita además al Ejecutivo andaluz que adopte "cuantas medidas sean necesarias para racionalizar el gasto público y mejorar su eficiencia de forma compatible con niveles de gasto social que garanticen elevados estándares de bienestar a la ciudadanía andaluza" y anima también a la Junta a reclamar al Gobierno de la Nación que el acuerdo marco para la sostenibilidad de las finanzas públicas para el periodo 2010-2013 alcanzado el pasado 22 de marzo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se aplique teniendo en cuenta la "situación económico-financiera" de Andalucía y sus "singularidades socioeconómicas".

El PSOE aceptó tres enmiendas del Grupo Popular que precisan que la reorganización del sector público andaluz vaya encaminada al "eficaz cumplimiento de la política económica encomendada" por el CPFF; que se alcance en 2013 el objetivo marcado por la UE de dedicar el tres por ciento del PIB andaluz a I+D+i; y que el plan de austeridad "respete la oferta de empleo público" prevista para el presente ejercicio presupuestario. Por contra, los socialistas rechazaron otras relativas a la reducción de altos cargos o la oposición a la subida de impuestos prevista en los Presupuestos de la Comunidad para 2010.

El diputado del PSOE-A Ángel Gallego saludó ante el Pleno el apoyo del PP-A a la iniciativa de su grupo y confió en que sea un "buen síntoma" para poder alcanzar un acuerdo en las negociaciones abierta entre la Junta y los partidos sobre medidas frente a la crisis económica, aunque lamentó que el portavoz popular recurriese en su diagnóstico al "latiguillo" de responsabilizar a los gobiernos socialistas de la crisis económica.

Gallego aseguró en defensa de la iniciativa que "desde 2008 y muy especialmente en 2010 Andalucía ha venido presentando unas cuentas públicas capaces de conciliar un alto nivel de austeridad y contención del gasto con el impulso de políticas de carácter estratégico mediante un uso responsable del déficit público y un necesario ejercicio de reasignación del gasto hacia áreas de gasto prioritarias", lo que la sitúa "entre las comunidades que no se han visto obligadas hasta el momento a realizar planes de saneamiento por presentar liquidaciones presupuestarias incompatibles con los objetivos de estabilidad acordados".

En su opinión, la "solvencia actual" de la Junta aporta "mayores márgenes para aplicar políticas fiscales activas que permitan reanudar y consolidar una senda de crecimiento económico compatible con la prestación de unos servicios públicos de calidad que aseguren un alto nivel de bienestar a la población andaluza, siempre dentro de la senda de estabilidad del acuerdo de sostenibilidad adoptado en el seno del CPFF".PP:

"enmiendas constructivas"

El diputado del PP-A José Enrique Fernández de Moya avanzó el apoyo del PP a la iniciativa con independencia de que el PSOE acepte las siete enmiendas de carácter "constructivo" presentadas por su grupo, especialmente referidas a la reorganización del sector público, aunque reprochó al PSOE que su diagnóstico de la situación económico-financiera no haga referencia al "millón de parados" de Andalucía, del que culpó a los gobiernos socialistas.

Junto a ello, Fernández de Moya también aprovechó para criticar la "incoherencia" de los socialistas en relación con el objetivo de sostenibilidad de las finanzas públicas ya que existen comunidades como Cataluña que superan el techo del tres por ciento asumido en el CPFF.

Por su parte, el diputado de IULV-CA Pedro Vaquero defendió el "no rotundo" de su grupo a la propuesta socialista porque no está dispuesto a "comulgar con ruedas de molino y apoyar los recortes que plantea el Gobierno de la Nación" y quiso dejar claro que IULV-CA "nunca va a dar su plácet para imponer un ajuste durísimo que va a sufrir el pueblo andaluz en conjunto y especialmente los sectores más débiles".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.