Desde la organización afirmaron en un comunicado no tener constancia oficial de ninguna solicitud de baja por parte de militantes de Málaga capital —más de un centenar, según indicó el propio Serrano—.

A juicio de la dirección de IU, el anuncio de abandonar la coalición por parte de Serrano confirma que "no tenía interés por trabajar dentro de la organización ni utilizar los cauces y órganos establecidos".

Además, advirtieron de que "en las últimas apariciones públicas de Serrano ante los periodistas se ha hecho acompañar de algunas personas que hace tiempo que no son militantes de Izquierda Unida o que nunca han pertenecido a la misma".

"Parece que algunas personas han preferido mantenerse en la confrontación —criticaron—, en lugar de iniciar el camino que desde la federación de izquierdas se ha puesto en marcha con la refundación", que "tan buenos resultados está dando, incluso en los sondeos electorales, tanto en el conjunto del país como a nivel local y provincial".

Un ejemplo de "esas buenas prácticas" es la asamblea de Málaga ciudad, que "está desarrollando una gran labor, con la creación de grupos de trabajo, que abarcan aquellos problemas e inquietudes que plantean los ciudadanos y que se están abiertos a nuevos militantes y personas con inquietudes". También destacaron el trabajo llevado a cabo por el grupo municipal de IU en la capital.

Por todo ello, dejaron claro que Izquierda Unida va a seguir como hasta ahora, "trabajando para y con los ciudadanos de Málaga, redoblando el esfuerzo, y más en la situación de crisis económica que padece la ciudad".

Serrano comunicó hoy que abandona IU como consecuencia del "sectarismo" por parte de la dirección y después de que ésta no haya asumido la resolución de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías Democráticas de Izquierda Unida anulando su expulsión de la coalición, un proceso iniciado tras su enfrentamiento hace ya casi tres años con el portavoz en el Ayuntamiento, Pedro Moreno Brenes.

De igual modo, informó de la puesta en marcha de una plataforma social y política de progreso, denominada Compromiso por Málaga, que tendrá como objetivos "defender el interés de los malagueños y proponer políticas sostenibles, donde la justicia social presida nuestra política y donde el ciudadano sea realmente partícipe de la institución y de la propuesta".

Consulta aquí más noticias de Málaga.