En dicho escrito, la coordinadora asegura que el texto "no sirve para la promoción de la lengua gallega" al centrarse en "tratar por igual dos realidades distintas", en lugar de establecer "medidas en positivo" como las normas precedentes.

Asimismo, consideró "ineficaz pedagógicamente" el hecho de que los alumnos puedan expresarse en el idioma de su preferencia y "con independencia de la lengua de la materia", además de advertir de que se asienta sobre "un principio de competencia entre lenguas".

Los equipos de normalización ven que la propuesta "no garantiza un equilibrio real" ni "el 50 por ciento de la carga lectiva en gallego", sobre todo en 3º y 4º de ESO y Bachillerato, en los que existen materias optativas y en los que "será imposible" una distribución igualitaria.

Finalmente, lamentaron que el decreto "aparte" al gallego de las materias y de los itinerarios tecnológicos, además de "sobrecargar de trabajo" a los centros y establecer "una consulta a las familias" que perjudica la "calidad" de la enseñanza.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.