Según recordó CGT en un comunicado recogido por Europa Press, el próximo año 2011 la central nuclear cumple los 40 años de vida útil "es decir el plazo para el que fue diseñada para funcionar en condiciones de seguridad", por lo que la de Garoña será "la primera central española que supere el periodo para el que fue diseñada".

Asimismo, CGT aseveró que los propietarios de la central nuclear han incumplido "al menos" tres de las condiciones que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), aunque este organismo, "no obstante", autorizó "de forma inexplicable, la continuidad de la central durante 10 años más".

Por ello, CGT aseveró que la decisión del Gobierno se ha realizado "sin la participación e información pública" exigida tanto por la Ley de Participación Ambiental, como la que regula el funcionamiento del propio Consejo de Seguridad Nuclear, asimismo "vulnera la vigente normativa en materia de evaluación ambiental, al no haberse sometido la prorroga aprobada a evaluación de impacto ambiental alguna".

Para CGT, el cese de la explotación de esta central "no tendría repercusión alguna" sobre la garantía de suministro eléctrico para los ciudadanos, dado que el cambio estructural en el sector "ha producido un exceso de capacidad instalada a lo que se une el descenso de la demanda energética desde el año 2008".

Consulta aquí más noticias de Burgos.