En declaraciones a los medios, Navarro señaló que "espera que algún día se pueda poner fin a esta barbarie", y apuntó que se tiene que seguir insistiendo en la colaboración de las administraciones públicas, que "son las primeras responsables en desarrollar todos los programas destinados a una persona que sufre violencia", pero "también en la colaboración ciudadana, y en la mayor implicación de las propias familias", manifestó.

"La mayoría de las mujeres asesinadas en lo que va de año no tenían denuncia previa y cuesta creer que una situación de violencia que normalmente se vive durante mucho tiempo no sea conocida en el entorno vecinal de la víctima o por la familia", enfatizó. Por tanto, insistió en que "hay que tener mayor implicación, ya que sigue habiendo demasiado silencio en el entorno en que la víctima trabaja, vive o incluso en el entorno familiar".

En este sentido, la consejera destacó que cuando se detecte una situación de violencia, "se tiene que hacer lo posible porque la víctima sienta el apoyo de todos, porque será la única forma en que se atreverá a poner una denuncia, y la única forma en que a partir de ahí se pongan en marcha todos los mecanismos para tratar de garantizar su seguridad", agregó.

Y, por supuesto, prosiguió, "hay que seguir insistiendo en no minusvalorar y no seguir por el camino de las supuestas denuncias falsa, cuando hay cada día una mujer asesinada y en la mayoría de los casos no había puesto nunca denuncia". Al respecto, instó a todas las personas que tengan conocimiento de denuncias falsas, a que "actúen inmediatamente" y a que "no sigan denunciando supuestas denuncias falsas, porque eso es lanzarle un jarro de agua fría a muchas mujeres que están sufriendo en silencio esa violencia".

Por tanto, volvió a insistir en el "mayor apoyo del entorno familiar" cuando tengan conocimiento de que algo está pasando, porque "no se puede pensar que eso es algo de la relación privada de dos personas, puesto que un delito nunca puede quedarse en la relación privada entre dos personas, y la violencia de género es un delito de primera magnitud", sentenció.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.