La fiscal Alicia Seco pide que se sustituya la pena de un año de prisión por la expulsión del país para un senegalés residente en Asturias en situación irregular, que fue detenido por la Policía cuando vendía cedés y deuvedés piratas a los clientes de varios bares de la calle Catedrático Miguel Traviesas, de Oviedo.

Según la calificación del Ministerio Público, el hombre fue detenido sobre las 20.10 horas del 8 de mayo de 2008 en la citada calle. Pese a que intentó fugarse, el hombre acabó siendo interceptado por los agentes que le ocuparon una bolsa de deporte, con una manta en su interior, en la que portaba 122 DVD y 134 CD, tasados los originales en 3.438 euros, que el acusado tenía "preparados para su venta y distribución al público".

Siempre según la Fiscalía, todos los efectos eran reproducciones de sus originales y carecían de la autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual. El acusado, que carece de antecedentes penales, se sentará hoy en el banquillo del Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo.

La fiscal le imputa un delito contra la propiedad intelectual por el que solicita que se le imponga una multa de 9 euros diarios durante un año, así como las cantidades que se determinen por los perjuicios causados a la SGA y a los titulares de los derechos de explotación de los DVD y los CD.

Consulta aquí más noticias de Asturias.