Palomar anticonceptivo
Una fotografía de un palomar anticonceptivo situado en la plaza Saint Eloi de París, Francia. EFE

El ayuntamiento de París ha instalado este martes dos nuevos palomares anticonceptivos para luchar contra la proliferación de las palomas en la capital francesa, ante las quejas de los ciudadanos por la suciedad que dejan.

Así, las palomas sólo incubarán una vez por año, en lugar de seis u ocho, como es habitual en esta especie Estos palomares dejan a los pájaros que tengan con naturalidad una primera cría, para que no abandonen el nido, pero agitan fuertemente los siguientes huevos de tal manera que detienen su desarrollo. Con este método anticonceptivo, las palomas sólo incubarán una vez por año, en lugar de seis u ocho, como es habitual.

El primer palomar anticonceptivo fue instalado en marzo de 2003, en el distrito XIV, y según el ayuntamiento fue destinado a "mejorar la cohabitación entre los ciudadanos y las palomas" con la reducción de sus crías.

El éxito que consiguió esta primera prueba piloto ha llevado al consistorio que lidera Bertrand Delanöe a proseguir su campaña contra este animal y progresivamente ha ido instalando palomares por toda la ciudad hasta llegar a los diez actuales.

Es una "solución sostenible y eficaz" en la gestión de la población de este animal, adaptado con demasiada facilidad al entorno urbano Los últimos dos palomares que el ayuntamiento acaba de poner en marcha, con un coste de 22.000 euros cada uno, están en la plaza Saint Eloi, en el distrito XII, y en la puerta de Saint Cloud, en el distrito XVI. Se trata de una "solución sostenible y eficaz" en la gestión de la población de este animal que se ha adaptado con demasiada facilidad al entorno urbano.

El ayuntamiento ha recordado que la iniciativa se realiza dentro del respeto a la vida animal y en concertación con asociaciones protectoras de animales.