El bebé orangután de Sumatra del zoo de Santillana atrae a numerosos visitantes y despierta celos en su hermana mayor

El bebé de orangután de Sumatra nacido hace tres meses en el zoo de Santillana del Mar, aunque presentado en sociedad esta semana pasada, ha centrado durante estos días de Semana Santa la atención del numeroso público que ha visitado estas instalaciones, pero también ha despertado los celos de su hermana mayor, una hembra llamada Victoria, que aunque muestra un gran afecto por su pequeño hermano, también intenta llamar la atención de los visitantes.
Orangutanes De Sumatra Santillana
Orangutanes De Sumatra Santillana
EP

Así lo pudo comprobar esta agencia el pasado sábado, cuando Victoria, de cuatro años de edad, intentaba por todos los medios recabar la atención de las personas que se aglomeraban junto a la casita que ocupa Silvestre, único ejemplar macho de Orangután de Sumatra nacido hasta ahora en España.

Victoria, que no reaccionó así con su también hermana Juliana, quizá porque el nacimiento de esta última se produjo con poca diferencia en el tiempo, parece haber sufrido un poco la llegada de Silvestre, en el que se fijan todas las miradas de los visitantes del zoo.

Esto ocurre, según los responsables del zoo, porque, por segunda vez en su vida, está viendo cómo un hermano pequeño le roba el protagonismo y parte del cariño de sus cuidadoras que ahora le prestan algo menos de atención, aunque siguen prodigándole, al igual que a su hermana Juliana, toda clase de cuidados.

Y así Victoria, aunque quiere mucho a su hermano, y cuando están juntos le da besos y se muestra muy interesada en él, estos días se ha puesto algo celosa portándose de forma distinta a lo normal y haciendo todas sus gracias para lograr la atención y que Silvestre no la haga pasar desapercibida.

En cuanto al pequeño orangután, se encuentra en perfecto estado. Como si de un bebé humano se tratara, sus cuidadoras le dan el biberón cada tres horas, le cambian los pañales, y le mantienen al calor de su cuna.

Sus padres y hermanas han estado pendientes en todo momento de cómo transcurrían las primeras horas de Silvestre en su casita en el Zoo. La casita en la que se ha instalado el bebé fue la primera que se construyó para Victoria, y como a partir de ahora ya será para él, el equipo de zoo ya se ha encargado de poner su nombre con unas bonitas letras infantiles. Como pasa en las familias ahora "las niñas" tendrán que compartir habitación, estando ya en la casita de Juliana, y él bebé ocupará esta casita sólo para él.

Durante los preparativos del zoo previos a la Semana Santa, Victoria observó, algo enfadada, cómo se quitaban las letras que ponían su nombre para, en su lugar, poner las de Silvestre.

Pero enseguida se dio cuenta de que estas son las cosas que pasan en las familias numerosas y en cuanto vio cómo quedaban sus letras colocadas en la casita de Juliana, Victoria se alegró y pareció comprender a su modo la nueva situación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento