El Govern defiende el turismo universitario y mochilero con un comportamiento "cívico"

El director general de Turismo de la Generalitat, Joan Carles Vilalta, defendió hoy que la oferta de Catalunya está abierta a todo tipo de turista, el de alto poder adquisitivo y el de universitarios y 'mochileros', siempre que prime el comporamiento "cívico" y de respeto del territorio.

A raíz de la polémica surgida en Salou (Tarragona), donde unos 4.000 universitarios británicos protagonizaron fiestas y borracheras en plena calle durante su asistencia a unas competiciones deportivas, Vilalta consideró que estas situaciones, que hay que evitar, no las provocan sólo los turistas, sino también los jóvenes catalanes en algunas ocasiones.

Recordó que tanto el Govern como los municipios trabajan para erradicar el "turismo de borrachera" de Catalunya, que aseguró que es una reminiscencia del pasado, y negó que la solución pase por no permitir este tipo de turismo universitario.

"En Catalunya cabe todo el mundo", sentenció, y añadió que lo que debe prohibirse son los comportamientos incívicos que no benefician a nadie. Como ejemplo, aseguró que la prohibición del turismo de 'mochileros', en su mayoría jóvenes que se alojan en albergues, hubiera impedido que el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitara Catalunya hace años "con mochila y bambas".

En el caso de Salou, que la próxima semana espera la visita de otro grupo de miles de universitarios británicos, subrayó que el municipio ya prepara una ordenanza cívica para evitar las imágenes ocurridas hace unos días. Sostuvo, no obstante, que los comportamientos incívicos contra los que lucha Catalunya no se dan sólo en esta población, sino también en Barcelona y en la Costa Brava.

Afirmó que en Catalunya el turismo 'low cost' tiene los días contados, puesto que se trata de una destinación europea con competidores en otras zonas del mundo que ofrecen unos precios con los que ésta no puede ni quiere competir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento