Según informó el Instituto Armado en una nota, los hechos ocurrieron pocos minutos después de las 3,00 horas, cuando un agente de la Guardia Civil que circulaba con su vehículo desde el Puente de las Delicias hacia la Avenida de La Raza rebasó una motocicleta conducida por un varón.

Segundos después, el guardia civil escuchó un estruendo y observó por el retrovisor al motorista por los aires y a un vehículo que embestía a la motocicleta, emprendiendo la huía a gran velocidad con el parabrisas hundido.

En ese momento, el Guardia Civil alertó a los servicios de emergencia 112 e inició una maniobra de seguimiento para cortarle el paso al vehículo en fuga. En la Calle Tarfia consiguió culminar la maniobra de bloqueo al vehículo huido y, tras bajarse del propio vehículo e identificarse como guardia civil, observó síntomas evidentes de alcoholemia en los ocupantes del vehículo y comentarios acerca de quien debían decir que conducía el mismo.

Casi simultáneamente, un turismo con dos individuos que resultaron ser agentes del Cuerpo Nacional de Policía de paisano y en servicio se hicieron cargo de la detención de V.S.M., de 28 años y vecino de Sevilla, quien, ante los agentes de la Policía Local que le practicaron las pruebas de impregnación alcohólica, arrojó un resultado de 0,85 miligramos por litro de aire expirado, careciendo de carné de conducir y con numerosos antecedentes.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.