Más del 50% de las 159 familias que perdieron sus casas en Santa Cruz de Tenerife el 31-M siguen sin vivienda

La corporación confía que antes de final de año sean realojados 91 familias en La Alegría, La Salud y Valleseco

Ocho años después de que un 31 de marzo una tormenta descargase en Santa Cruz de Tenerife una tromba de agua que rebasó todas las previsiones, más del 50 por ciento de las 159 familias que perdieron sus casas anegadas por el barro aún siguen si la comprometida vivienda de reposición.

Fuentes municipales así lo han reconocido a Europa Press señalando que hasta el momento se han entregado 21 viviendas en el barrio de San Andrés y 11 en la zona de Barranco Grande. No obstante han asegurado que han sido, en muchos casos, los trámites burocráticos los que han demorado los proyectos y las obras.

Las 57 viviendas del barrio de La Alegría, por trámites burocráticos, se ha retrasado su entrega casi dos años. Finalmente, será el Ayuntamiento quien entregue en propiedad 35 de los pisos, mientras que el resto, sus ocupantes vivirán en alquiler en el mismo bloque.

"Confiamos en que después de Semana Santa las familias puedan acceder a sus casas de forma progresiva", aseguraron. Explicaron que se está poniendo en marcha la comunidad de vecinos, así como las altas en los contratos de agua y luz.

Otro de los proyectos a entregar, tras este proyecto, son las 17 viviendas del el barrio de La Salud en donde los 6 propietarios entrarán tras los vecinos de La Alegría a sus pisos. Mientras que los 11 que viven en régimen de alquiler lo harán algo después.

La situación de las edificaciones en el barrio de Valleseco, para otras 17 familias, pasa por lograr la urbanización de una calle. Tras haberse acometido una primera obra de carácter privado, la constructora 'olvidó' acometer la urbanización, lo que ha llevado a que sea la corporación municipal la que ejecute este proyecto que podría estar terminado a finales de año.PENDIENTE

Tras la entrega en total de estas 91 viviendas, a las que se sumarían las 33 ya en manos de los damnificados por el agua, quedaría pendiente el proyecto de urbanización de Los Lavaderos, así como la reposición a los vecinos afectados en la zona centro, es decir, en el barrio de El Toscal, entre otros.

En este sentido han indicado que se ha acordado con los vecinos de La Alegría esperar a que salga adelante el Plan Especial de la zona incluido en el Plan General de Ordenación. "Son unas 16 familias y están dispuestos a esperar", declararon desde el Ayuntamiento capitalino.

Queda pendiente aún la solución para los vecinos de el Centro. Pendientes de una parcela en Miraflores y una compensación por parte de propietarios privados en la zona —por la ejecución de una Unidad de Actuación en este punto de la ciudad— que está en los tribunales, sigue siendo el tema pendiente en la capital.

Mientras, todas estas familias permanecen realojadas en alquileres que abona la corporación o en sus casas en unas condiciones que no son siempre las más aptas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento