Desarticulan una organización internacional de tráfico de vehículos a Marruecos con 23 detenidos en distintas provincias

La Guardia Civil de Melilla ha desarticulado una organización internacional dedicada al tráfico ilícito de vehículos a Marruecos en la que ha detenido a 23 personas en diversas provincias de España, según informó hoy un portavoz de la 2006 Comandancia. Los vehículos, supuestamente se adquirían en Italia a empresas de 'leasing' o 'rent a car', se matriculaban en España y se introducían de forma ilegal en Marruecos para posteriormente venderlos en el mercado negro africano y denunciar su robo, con el fin de cobrar las pólizas que contrataban con las compañías aseguradoras.
Vehículos Intervenidos
Vehículos Intervenidos
GUARDIA CIVIL

Se trata de la denominada 'Operación Albacete', dirigida y supervisada por el Juzgado de Instrucción número Cuatro de Melilla, que se ha saldado con la desarticulación de una organización internacional que persuntamente se dedicaba a la adquisición fraudulenta de vehículos alta gama en Italia, para posteriormente, cuando contaban con la documentación en regla en España, bajo la apariencia de normalidad y sin levantar sospechas, los introducían en Marruecos.

En este país procedían a la venta y posteriormente denunciaban el robo en el ámbito comunitario para cobrar las cuantiosas primas contratadas con las compañías de seguro, con lo que las ganancias se duplicaban.

Según detalló el portavoz policial, la primera fase de esta operación se remonta al pasado mes de junio de 2009, al detectarse por aquellas fechas la llegada a Melilla de vehículos de alta gama con matrículas españolas provisionales, "de color verde", que en fechas anteriores habían sido matriculados en las Jefaturas de Tráfico de las provincias de Albacete y Toledo, ocupados por sus titulares, de nacionalidad española, normalmente personas que aparentaban un poder adquisitivo medio alto, que acto seguido pasaban a Marruecos, en viaje turístico.

Esta observación dio pie a una línea de investigación que ha permanecido abierta durante todo este tiempo, en la que se constataron indicios de crimen organizado, para llevar a cabo la trama que tenían diseñada.

Modus operandi

El portavoz de la 2006 Comandancia explicó que el modus operandi de la red presuntamente delictiva era que la rama afincada en Italia alquilaba los vehículos a empresas de 'leasing' o 'rent a car' y los hacían llegar a España, donde se afincaba la estructura dirigente de la organización y captaban a personas a las cuales matriculaban el vehículo a su nombre, en el argot "el pasador", a los que pagaban entre 1.500 y 3.000 euros, para lo cual utilizaban documentación falsa o legítima italiana en blanco previamente sustraída, que confeccionaban con los datos de la persona física captada para no levantar sospechas en las Jefaturas de Tráfico, normalmente Albacete o Toledo.

Así, los vehículos llegaban a Melilla o Ceuta vía marítima, con matrículas españolas y conducidos por sus titulares, ciudadanos de nuestro país, con apariencia de normalidad en viaje de placer que pasaban a Marruecos.

Una vez el vehículo allí, se vendía en el mercado negro africano, llegando a países como Mauritania, Mali o el mismo Marruecos, y la singularidad de la operación consistía en que los vehículos se denunciaban después como robados en Italia, no en España, con lo cual se hacía muy difícil seguir la pista de los mismos, "vehículo con matrícula Italiana de origen, pero que pasa por Melilla y se introduce en Marruecos con matrícula legítima española".

En el seno de esta primera fase la Guardia Civil ha detenido a un total de 14 personas, con el apoyo de las comandancias donde se han realizado: 13 varones y una mujer.

En concreto, se trata de dos personas de nacionalidad italiana y origen marroquí, que son los presuntos líderes de esta organización, arrestados en una pequeña localidad de Ávila, donde se encontraban escondidos y huidos de su domicilio habitual para eludir de la presión policial; uno de ellos con identidad italiana falsa y con "modificación de sus huellas dactilares", y otros dos marroquíes, hombre y mujer, que les acompañaban, miembros de la misma.

Además se encuentran detenidos nueve ciudadanos españoles, siete de ellos en la provincia de Albacete, uno en Murcia, uno en Valencia y uno en Madrid. Por último un marroquí en la provincia de Cádiz, en el puerto de Algeciras.

El portavoz policial subrayó que la investigación ha continuado en una segunda fase, que ha durado hasta estos días, en la que se ha dado por finalizada, al constatarse otra organización independiente de la primera que utilizaba el mismo modus operandi.

Esta fase se ha saldado con un total de nueve detenidos, seis españoles y tres marroquíes. El líder, de nacionalidad marroquí, fue arrestado en Barcelona, cuando esperaba la recepción de un vehículo procedente de Italia. Otro siete fueron detenidos en la localidad de Móstoles (Madrid), cinco de ellos españoles, entre los que se encuentran personas con profesiones liberales como abogados, empresarios, etc, y dos marroquíes. Una persona en Palencia, de nacionalidad española, que supuestamente regentaba una empresa de compra venta de vehículos de importación.

La investigación ha constatado el pase de 36 vehículos de alta gama por este procedimiento a Marruecos y su valor supera el millón trescientos mil euros. Las ganancias que se le atribuyen a la organización una vez cobradas las primas de los seguros y la venta de los mismos, dobla la cantidad fijada.

Los detenidos han pasado a disposición judicial y se les imputan los delitos de asociación ilícita, falsedad documental, estafa, hurto de vehículos y denuncias falsas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento