La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a dos años y seis meses de prisión a Isidro Alberto Bolaños Gómez acusado de un delito de lesiones, al apuñalar a otro joven "hasta tres veces" con un destornillador en la capital grancanaria.

La sentencia —dada a conocer hoy por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) y contra la que cabe interponer recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo— condena también a un año de cárcel a Jesús Jonay Vega Ortega como autor responsable de un delito de lesiones en concepto de cómplice.

La Sala considera a Isidro Bolaños como responsable de un delito de lesiones en concepto de autor. Ambos son mayores de edad y tienen antecedentes penales.

Se da la circunstancia de que este último estuvo imputado en el asesinato del joven Iván Robaina —que falleció tras una paliza el 7 de diciembre de 2008 en la calle capitalina de Franchy y Roca— hasta el 29 de enero de 2009, fecha en la que el juez decretó el sobreseimiento de las actuaciones judiciales abiertas contra él al no haber pruebas que acreditaran su intervención en los hechos.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas declara probado el día 16 de junio de 2007, el procesado Isidro Bolaños tuvo un incidente en las inmediaciones del Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria con un chico, imputándole a éste la sustracción de su cartera, hecho por el cual llegó a formular Isidro denuncia contra él.PERSECUCIÓN

Al día siguiente, por la noche, cuando el chico se encontraba en una gasolinera sita en el barrio Lomo de Los Frailes, llegó Isidro y se inició una discusión entre ambos, motivada o relacionada con los hechos ocurridos en día anterior.

Los dos abandonaron la gasolinera, el joven a bordo de un ciclomotor en dirección a Las Mesas, e Isidro, también en un ciclomotor, en su persecución. El otro chico adelantó a un vehículo conducido por el otro procesado, Jesús Jonay Vega Ortega, a quien Isidro le dijo que lo tirara, refiriéndose al perjudicado.

De hecho, así fue, el conductor del coche, al llegar a una rotonda da un volantazo y tiró al chico que se desequilibró y cayó al suelo. "Enseguida llegó Isidro y se produjo un forcejeo entre ellos y, con la intención de agredir Isidro a la víctima, le clavó un destornillador varias veces, en concreto, tres veces, una de ellas en la espalda a la altura del hombro, que atravesó la cavidad torácica, provocando hemitorax masivo izquierdo, dejando con serias dificultades a la víctima para respirar, alejándose ambos procesados del lugar", precisa la sentencia.

"en peligro"

Las lesiones mencionadas "podrían haber puesto en peligro la vida" de la víctima, lo que evitó gracias a la rápida asistencia hospitalaria, al ser traslado en ambulancia al Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, donde fue intervenido quirúrgicamente.

La resolución detalla que, de la prueba practicada en el acto de la vista oral, no ha quedado acreditado que, en el momento de ocurrir los hechos, el procesado Isidro Bolaños tuviere alteradas sus facultades cognitivas o volitivas.

La Fiscalía había solicitado imponer a Isidro Bolaños siete años y seis meses de prisión por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa, y a J.J.V.O. la pena de tres años y seis meses de cárcel.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.