En declaraciones a los periodistas, la primera autoridad melillense hizo esta declaración después de recibir en su despacho a Ahmed Abdeselam, otro melillense de origen bereber y nacionalidad española reclamado por Marruecos, supuestamente por su presunta pertenencia al terrorismo de Chechenia, y que la Audiencia Nacional ha rechazado su entrega al reino alauí.

Imbroda sostiene que, como el caso de Ahmed Abdeselam, tanto Aarras como El Bay "no pueden ser discriminados" por el hecho de ser bereberes ya que ambos tienen nacionalidad comunitaria, el primero belga y el segundo española, y por tanto defiende que "sean juzgados en España" al considerar que nuestro país se dan todas las garantías para ser juzgados dentro de un Estado de Derecho.

El presidente de Melilla, además, subrayó que en caso de que se produjeran estas extradiciones supondría "un peligroso precedente" para casi la mitad de la población de la ciudad española del Norte de África, unos 30.000 melillenses de nacionalidad española y origen bereber, por "el mero hecho de tener un apellido bereber" ya que, como repite cada vez que surge este asunto, "si se llamaran García o Pérez no serían extraditados a otro país".

Por ello recalcó que "sería un agravio total y fortísimo que por el mero hecho de tener un apellido bereber sea más fácilmente extraditable una persona".

Consulta aquí más noticias de Melilla.