PP afirma que la "visita partidista" de Sinde es el "segundo desplante del Gobierno al Consell en 24 horas"

El portavoz del grupo parlamentario 'popular' en las Corts Valencaines y conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, afirmó hoy que la visita de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, al barrio valenciano de El Cabanyal "es el segundo desplante a las instituciones valencianas por parte del Gobierno de Rodríguez Zapatero en tan sólo 24 horas".

Blasco se refirió así en un comunicado a la visita que ayer por la tarde efectuó la ministra a la zona, acompañada de representantes socialistas y el colectivo Salvem El Cabanyal, "un día después de que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, invitara a González-Sinde a ver juntas el barrio y ésta lo rechazara". Blasco calificó la actitud de la titular de Cultura de "burla" y "absoluta falta de respeto a las instituciones valencianas".

El síndic 'popular' subrayó que el acto de González-Sinde se produjo "tan sólo 24 horas después de que el Gobierno de Zapatero excluyera al presidente Francisco Camps del Encuentro España-África de mujeres que se ha celebrado en Valencia". "Este fin de semana hemos asistido lamentablemente a dos nuevas muestras del nulo interés que Zapatero tiene por contribuir a unas relaciones fluidas con la Comunitat Valenciana. Es más, parece que su única idea respecto a la Comunitat es tensar la cuerda un poco más cada día que pasa", criticó.

Blasco resaltó que tanto la ministra de Cultura como la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández De la Vega, "han recibido numerosas invitaciones para visitar El Cabanyal y siempre las han rechazado, lo que demuestra su nulo interés por el barrio". Asimismo, lamentó que "finalmente cuando la ministra —que firmó la orden ministerial de paralizar las obras sin conocer el barrio— se decide a visitarlo lo hace de manera partidista, de la mano de un colectivo que está en contra de las obras, sin escuchar a la otra parte y en una vuelta relámpago en la que no quiso ver la parte degradada, la misma que se quiere revitalizar con las obras".

Para Blasco, "el Gobierno de Zapatero ha demostrado una nula sensibilidad con los valencianos, despreciando a los máximos dirigentes de la Comunitat y de la ciudad de Valencia, y poniendo de manifiesto que sus actuaciones están muy medidas cuando conciernen a los valencianos y van encaminadas siempre en el mismo sentido: paralizar el desarrollo de esta tierra, como ha pasado con el agua, la seguridad, la financiación o las infraestructuras".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento