Según informaron a Europa Press en fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia, los hechos sucedieron en la madrugada del sábado al domingo, sobre la 1.30 horas de la mañana, cuando el asaltante, con el rostro cubierto, entró en el comercio con una escopeta, reclamando la recaudación.

El ladrón realizó un disparo intimidatorio, y ante la negativa del regente del establecimiento a entregarle el dinero, disparó nuevamente, esta vez alcanzando al comerciante. Tras ello, el supuesto ladrón salió huyendo del comercio sin el dinero.

Fue la mujer del comerciante, presente en el momento del suceso, la que alertó a la policía y al Servicio de Emergencias, que tras acudir a la tienda trasladaron al herido al Hospital de Ciudad Real.

La Policía ha abierto una investigación en torno a este suceso, aunque de momento, según puntualizaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia, no se ha producido ninguna detención.