El PSOE pide respeto al PSM y les insta a resolver las tensiones en la comisión de seguimiento del pacto de gobierno

El conseller de Movilidad, Damià Borràs, en representación del PSOE del Consell de Menorca, y la concejala de Hacienda de Sant Lluís, Carol Márquez, en representación de los socialistas del municipio, pidieron hoy respeto y seriedad a sus socios de gobierno, PSM-Verds, e instaron a los nacionalistas a solucionar las tensiones que puedan surgir en la comisión de seguimiento del acuerdo de gobierno.

"La responsabilidad de gobierno exige rigor y respeto y que todas las partes sean capaces de trabajar con voluntad constructiva poniendo sobre mesa de la comisión de seguimiento del pacto de los desacuerdos", apuntó Borràs, quien insistió en la necesidad de trabajar "desde la lealtad mutua y sin voluntad de tensionar más allá de las discrepancias".

Los socialistas respondieron de este modo a las declaraciones realizadas hoy por la mañana por la secretaria general del PSM, Antònia Allés, quien aseguró que su formación se siente "decepcionada" y que desconfía de algunos dirigentes del PSOE. Allès se pronunció de este modo tras declarar como testigo en los juzgados de Maó como consecuencia del recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Sant Lluís contra el Consell en 2004 por la aprobación de las prescripciones a las Normas Subsidiarias.

Asimismo, la secretaria general de PSM apuntó que su formación estudia la posibilidad de abrir una comisión de investigación. En este sentido Borràs apuntó que el PSOE está dispuesto a abrir una comisión de investigación si es necesario "e incluso a solicitarla".

"Hasta el momento la transparencia ha sido absoluta y la comisión de investigación no puede hacer más que reflejar la claridad del proceso", recalcó.

En relación a las acusaciones de Allés de no haber sido informada por el Consell de su citación ante el juzgado, Borràs reconoció que "posiblemente este punto no funcionó con normalidad".

Por su parte, Márquez se mostró sorprendida e indignada por las declaraciones de Allés y señaló que "durante los tres años de gobierno compartido en el Ayuntamiento de Sant Lluís hemos tirado adelante infinidad de proyectos y también hemos resuelto infinidad de problemas, siempre gracias al trabajo y al esfuerzo compartido de los dos grupos políticos".

Además, indicó que tanto el PSOE como el PSM "éramos conscientes de la situación real del contencioso, pero no se hizo nada por ninguno de los dos lados".

El alcalde de Sant Lluís firmó ayer por la noche una resolución en la que solicita una suspensión durante 60 días del litigio. En este sentido, Márquez apuntó que los grupos municipales del Ayuntamiento cuentan ahora con dos meses para llegar a un acuerdo político y "poder finalmente retirar el contencioso", tal y como se estableció en 2007 cuando se firmó el pacto político entre las dos formaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento