La sentencia se conoció ayer, 5 años después de que se iniciaran las inspecciones a un centenar de joyeros por un supuesto impago del IVA en la compra de oro.