¿Cuál es su función?

Recoger de asociaciones y particulares las quejas y trasladarlas a las administraciones cuando éstas no les responden o lo hacen inadecuadamente. Informamos sobre entidades locales, apoyamos la participación ciudadana y colaboramos con el Defensor del Pueblo andaluz y estatal.

¿Qué tipo de quejas reciben?

Sobre todo, de urbanismo, en cuanto a la ejecución de algunos planes o la erradicación de barreras arquitectónicas. Cuestiones medioambientales, recogida de residuos, subvenciones...

¿Qué novedades planea para 2006?

Habilitaremos una línea 900 de atención gratuita y sacaremos partido a Internet a través de una página web. Tenemos en marcha la redacción de un nuevo reglamento de participación ciudadana, porque esta oficina debe ser una institución muy social, muy de la calle.