La cápsula del tiempo de Barcelona mide 2 metros y podría ser un monumento público

  • Los vecinos dejan mensajes sobre cómo imaginan la ciudad en 2159.
  • Permanecerá cerrada 150 años, no estará enterrada y será visitable.
  • Ya hay más de 1.600 testimonios en la cápsula.
Cápsula del tiempo.
Cápsula del tiempo.
Any Cerdà.

La cápsula del tiempode Barcelona, en la que los ciudadanos pueden dejar hasta el 10 de junio sus mensajes sobre cómo imaginan la ciudad en 2159, mide dos metros y se cierra con un engranaje mecánico, y con su austera apariencia de acero inoxidable podría convertirse en un monumento público que estuviese a la intemperie, pero aún no se ha decidido su ubicación.

En la presentación de la cápsula, que se ha hecho este martes en el Museu d'Història de Barcelona (Muhba), el científico y coordinador del proyecto, Javier Peña, ha explicado que una catedral o un museo también les parece un lugar idóneo para conservar la cápsula y, aunque están en contacto con varias instituciones, no se han decidido por ninguna en concreto. Lo que tienen claro es que no estará enterrada y será visitable.

La cápsula, que permanecerá cerrada 150 años, contendrá varios aislantes (una urna de vidrio llena de nitrógeno para evitar la corrosión de los metales, una caja de plomo y una manta de aerogel para mantener la temperatura invariable) a fin de que el soporte DVD y el ordenador que se guardarán en ella resistan el paso del tiempo.

Con estos soportes los barceloneses del futuro verán cómo los actuales se imaginaron esa ciudad futura y cómo es la actual. "Habrá 300 años de información en la cápsula", ha dicho Peña, ya que también se hablará de Ildefons Cerdà y su visión de futuro para construir la ciudad.

"No queremos hablar de él como un pasado polvoriento; sus ideas siguen siendo muy modernas", ya que su "clarividencia enorme" al pensar cómo tenían que ser las ciudades marcó la Barcelona actual y de futuro, comentó el coordinador del Any Cerdà, Alejandro Quintillà, en el que se enmarca esta iniciativa.

De momento ya hay más de 1.600 testimonios en la cápsula, la primera macrocolectiva que se crea, en formato papel, jpg, pdf y avi. Los guardianes de la cápsula serán todos los barceloneses, que transmitirán oralmente a sus descendientes la existencia de este legado que se abrirá en 2159, confía Peña.

La apertura de la cápsula es progresiva, así que cada año un ciudadano girará la cápsula 2,4 grados y, cuando acabe el plazo, habrá rotado 365 grados. Entonces, un mensaje escrito entre los dos módulos de la cápsula que giran coincidirá y se podrá leer perfectamente. De momento, los visitantes podrán leerlo en el suelo de espejo donde se reflejará, ya que además de partido estará invertido.

El comité de expertos que ha creado la cápsula, y en el que se cuentan desde antropólogos hasta expertos en materiales, decidió el aspecto de la cápsula (diseñada por el grupo de trabajo ONIS) entre cinco posibles, una de ellas llamada Càpsula Natura porque estaba formada por materiales que se corroían con los años y dejaban al descubierto la auténtica cápsula.

Los ciudadanos que quieran hacer sus aportaciones pueden hacerlo por carta al apartado de correos 2159, mediante Internet enbarcelona2159.com o con el videomatón itinerante que estos días se encuentran en el Saló del Tinell del Ayuntamiento de Barcelona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento