Barceló hizo estas declaraciones en los pasillos del Parlament, donde señaló que Baleares y el Govern viven "momentos de máxima preocupación" por las implicaciones que suponen el hecho de que un ex presidente de una comunidad tenga que dar explicaciones sobre actuaciones ligadas al ejercicio de su cargo público, algo que tildó de "caso insólito".

Asimismo, dijo que la petición del Govern es que se "aclaren" estos hechos y "se den explicaciones públicas" para que los ciudadanos de las islas conozcan "la verdad de los ocurrido". Además, apuntó que el Ejecutivo balear quiere mostrar su apoyo al trabajo que desarrolla la Justicia en las islas, ya que son conscientes de que "es difícil" y de que, a veces, "cuentan con pocos medios" debido al volumen de trabajo que conlleva tener tantas investigaciones por corrupción abiertas.