El Pinar, en la provincia de Alicante, es una parada de tren que convive con la de Torrellano, a un tiro de la Institución Ferial Alicantina.

A ella sólo llegan, en un circuito de 450 metros, tres trenecillos donde la gente monta en cuclillas; uno de ellos, con locomotora de vapor, marcha los segundos sábados de cada mes y costó 6.000 euros.

Surgió, como la sede actual (el Museo del Ferrocarril, en el antiguo muelle de carga de la estación de Torrellano), la biblioteca, las excursiones o la revista Guardafrenos: de los bolsillos de los componentes de la Asociación Alicantina de Amigos del Ferrocarril.

Son 90 personas las que conforman la agrupación de enamorados de los raíles, que concita la atracción de otros aficionados de Villena, Cartagena, Torrevieja y Murcia.

Surgió la asociación en 1983, e invirtieron cuatro años en adecentar, por gracia de los asociados, una sede que se inauguró en 1998. Luego, en terrenos cedidos por Renfe, llegó el circuito del tren de vapor, cuya puesta de largo oficial será en abril. Una golosina para las visitas de los colegios, único momento en que se puede acceder a la sede-museo entre semana; también está abierta durante las reuniones de los sábados por la tarde.*

Estación de Renfe en Torrellano (antiguo muelle de mercancías); web: www.aaf.org; tel.: 655 87 29 54 y 669 06 72 73

 

¿Quieres salir
en esta sección?

cuéntanos tu historia
Y háblanos de tu asociación. Escríbenos a
nosevendealicante@20minutos.es
Fax: 965 146 564