Así que el dinero ha pasado al Fondo de Solidaridad de esta organización no gubernamental, tal y como establece la ley.

El sorteo se celebró en Cádiz el 21 de julio y la participación con el número 68.465 y con la serie agraciada se adquirió en una sucursal de CajaGranada de la localidad.

Sin embargo, después de tres meses, nadie ha reclamado el premio, pese a que  se colgaron carteles por la calle y se instaló una gran pancarta en la sede de Cruz Roja con el número ganador.

Desde las oficinas centrales de la organización afirman que una vez pasados los tres meses el dinero se queda para proyectos solidarios.

Ahora, se cree que la desafortunada pudo ser una joven que reconoció haber perdido las dos papeletas, que compró en la sucursal de CajaGranada.