Adoptar a un menor no es una decisión fácil de tomar. Años de espera, muchos trámites y bastante preparación hacen que muchos de los que aspiran a tener un hijo se echen para atrás. Además, la mayoría prefiere niños de  meses o de poca edad.

Los más crecidos suelen tener menos posibilidades de ser adoptados. Sin embargo, en Vizcaya llegan al 40% los pequeños de más de ocho años que encuentran un hogar.

Actualmente, en nuestra provincia hay más de 1.100 niños adoptados, una cifra que aumenta cada año. Según datos de la Diputación Foral de Bizkaia, en los últimos cinco la adopción ha aumentado un 32%.

Para adoptar en Vizcaya, la Diputación exige cumplir una serie de requisitos. «El más importante es la adecuada motivación de los adoptantes, porque debe prevalecer el interés del menor», informan en el Departamento de Acción Social. Residir en la provincia, ser mayor de 25 años, una buena salud física y psíquica, o un medio de vida estable, son otras condiciones indispensables.

Parejas sin hijos

El perfil de la mayoría de los adoptantes vizcaínos responde a una pareja de 30 a 45 años, sin hijos, que trabaja por cuenta ajena y que optan por la adopción como única vía para tener descendencia. Casi el 90% elige la adopción internacional, ya que en España se entregan pocos niños. El país que más solicitudes recibe es Rusia, seguido de China y Ucrania.

¿Cómo se puede adoptar?

Aquí se acude al Servicio de Infancia de la Diputación (946 083 592). Se fija una cita en la que se pide información personal. Se rellena una solicitud.  En la adopción internacional se asiste a una charla sobre países y trámites necesarios. Posteriormente, se realiza un estudio de la familia adoptante y se concede o rechaza el certificado de idoneidad. En 2004 hubo 438 solicitudes y 161 se aceptaron: el 36,7%.