La red Autonómica de Carreteras de Cantabria cuenta ya con casi 130 kilómetros de paseos peatonales y carriles-bici y con más de 40 miradores que permiten utilizar estas vías para el ocio además de como rutas de transporte de mercancías y pasajeros.

Según los datos facilitados a Europa Press por la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, por lo que respecta a los paseos peatonales, el trayecto más largo, con un total de 13 kilómetros, se encuentra en la Comarca de Campoo, con el paseo peatonal que discurre paralelo a la carretera que parte de Reinosa en dirección a la estación invernal de Brañavieja.

También suma más de 9,5 kilómetros el paseo peatonal y carril-bici que discurre entre el Valle de Cabuérniga-Espinilla-Salcedillo, casi 8 el de Nestares a Barrio, y 7 el de El Pontarrón de Guriezo-Agüera.

En cuanto a los miradores, entre los últimos incorporados se encuentran el de Palombera, y la mayoría se encuentran en las rutas del interior como Soba, San Roque de Riomiera, Vega de Liébana, Rionansa o Camaleño, entre otros lugares.

También existen miradores en vías costeras como el de la Curva el Río en Suances; el de Ajo (Bareyo); o el de Ubiarco, perteneciente al municipio de Santillana del Mar.

Según explica la Consejería, por lo que respecta a los paseos peatonales, denominados por muchos usuarios como 'cardiosaludables', necesitan para su ejecución de una serie de condicionantes y por tanto no se incluyen en toda la red de carreteras.

Así, existen dos características principales para su ejecución: estar situados en tramos que unan localidades con un número importante de vecinos, y que discurran paralelos a una vía que no tenga grandes pendientes que dificulten la marcha.

Estos paseos peatonales conllevan además un valor añadido dentro de los atractivos turísticos regionales ya que aportan una nueva posibilidad de ocio y muchos de ellos forman parte de las promociones de los alojamientos rurales.

Según destaca la Consejería, la creación de paseos peatonales, junto con otros elementos, como áreas de descanso, miradores y zonas de aparcamiento, está cambiando la fisonomía de las antiguas carreteras autonómicas y contribuyen a su "humanización".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.