Los presuntos miembros de ETA que se pueden ver en un vídeo distribuido por las autoridades francesas para identificar a los autores del asesinato de un policía galo son, en realidad, bomberos catalanes, dijeron fuentes de la investigación francesa poco después de que la Generalitat de Cataluña informara de que estas personas no tenían nada que ver con los terroristas. Al parecer, los bomberos están de vacaciones en este país practicando deportes de escalada y fueron identificados por sus familiares al ver las imágenes en los diferentes medios informativos.

El aviso a la población ha funcionado "El aviso a la población ha funcionado", aseguraron las fuentes francesas, que dijeron que el objetivo era precisamente excluir pistas para aclarar las identidades de las personas que aparecían en el vídeo distribuido este viernes.

Los bomberos  han sido interrogados después de que ellos mismos se comunicaran con las autoridades catalanas, agregaron.

La Generalitat se ha puesto en contacto con la Gendarmería francesaLas imágenes fueron distribuidas este viernes por las Fuerzas de Seguridad de España y Francia y en ellas las autoridades identificaban a cinco presuntos terroristas de ETA que participaron en el robo a un concesionario de vehículos en el que murió un agente francés.

Según fuentes del departamento de Interior del Gobierno catalán, las personas que aparecen en este vídeo son bomberos pertenecientes tanto al cuerpo de bomberos de la Generalitat de Cataluña como al Ayuntamiento de Barcelona.

Imágenes de un supermercado

Las imágenes, obtenidas por las cámaras de seguridad de un supermercado de la localidad gala de Dammarie-les-Lys, fueron grabadas un día antes del atentado, cuando se disponían a comprar en el establecimiento, situado cerca de donde estaba el concesionario de vehículos asaltado por ETA.

En las imágenes puede verse a esos cinco individuos entrando en el centro, uno de ellos empujando un carro de la compra, mientras los otros cuatro avanzan detrás de él, dos de ellos charlando y gesticulando. Posteriormente, el que lleva el carro, lo deja un momento y saca un papel del bolsillo, -como si fuera la lista de la compra-, introduce lo que parecen envases de tipo tetra-brik, coge de nuevo el papel, lo mira y saca un bolígrafo.