Asimismo, los diputados franceses aprobaron ayer, con los votos en contra de la oposición de izquierdas, el proyecto de ley que prorroga durante tres meses el estado de emergencia decretado para afrontar los altercados que afectan desde hace semanas al país.