TS incrementa en 18 meses la pena a Asensio por matar a tiros al escolta de su padre asesinado

El Tribunal Supremo (TS) ha condenado a seis años de prisión a Juan José Asensio por matar de tres tiros a bocajarro en junio de 2004 al ex escolta de su padre asesinado meses antes al considerar que se aplicó "incorrectamente" la eximente incompleta de miedo insuperable, por lo que incrementa en 18 meses la pena de cuatro años y medio impuesta en el fallo dictado por la Audiencia Provincial.
Imagen Del Tribunal Supremo, En Madrid
Imagen Del Tribunal Supremo, En Madrid
EP

El TS, que estima de forma parcial en una sentencia dictada el pasado día 26, a la que tuvo acceso Europa Press, el recurso de casación interpuesto por una de las partes que ejercía la acusación particular, señala que al admitir el tribunal de la Sección Segunda que el empresario actuó "en una legítima defensa incompleta" reconoce de forma implícita que reaccionó "ante un temor fundado", por lo que resultaría redundante aplicar las dos eximentes incompletas.

Asensio disparó en hasta tres ocasiones a Antonio B.C., alias 'El Chino', a menos de diez centímetros después de mantener una fuerte discusión en plena Avenida Federico García Lorca de la capital con él y un segundo procesado en la causa, Roberto L.R., durante la cual fue agredido "de forma brutal" por ambos si bien, según señaló el tribunal presidido por el magistrado Juan Ruiz Rico, el uso de un arma de fuego "no fue proporcional" para repeler un "aluvión de golpes con los puños".

El Alto Tribunal estima también de forma parcial el recurso de casación elevado, en este caso por el letrado que ejercía la defensa del empresario condenado, Pablo Luna, en lo concerniente a la cuantía de la indemnización fijada en la sentencia de origen para los padres y las dos hijas de la víctima, a quienes debía abonar 20.000 y 150.000 euros respectivamente.

Apunta, tras el apoyo "expreso" mostrado por el fiscal, que "no se tuvo en cuenta" que Antonio B.C. "contribuyó con su conducta a la producción del daño sufrido", por lo que "modera" el importe de la reparación a 16.000 y 120.000 euros. La Sala de lo Penal mantiene el resto de los pronunciamiento de la Audiencia Provincial y ratifica la pena de un año y medio de prisión impuesta a Roberto L.R. por un delito de lesiones a Asensio, quien sufrió durante la agresión "la fractura de tres piezas dentarias y pérdida momentánea de visión".

El tribunal de la Sección Segunda, que condenó a Juan José Asensio como autor de un delito de homicidio, estimó que al disparar a bocajarro contra quien había sido el escolta de su padre, el también empresario Juan Asensio, con antecedentes penales, y quien fue asesinado a tiros en el portal de su domicilio unos meses antes, actuó bajo "estado de pánico" y "angustiado por su vida" contra un hombre que iba armado pese a que la víctima no llego, sin embargo, a empuñar su revolver.

La fiscal, que interesaba una pena de 12 años de prisión, sostenía, no obstante, que el principal acusado en la vista oral celebrada en abril de 2009 julio de 2004, respondió movido "por la venganza y no por el miedo" y subrayaba que Antonio B.C. llegó a recibir uno de los impactos de bala por la espalda.HECHOS

El acusado se cruzó a las 12,30 horas del 14 de junio de 2004, con el todoterreno conducido por el otro procesado y la víctima en la Avenida Federico García Lorca de la capital. Los tres implicados se enzarzaron en una discusión verbal después de que Juan José Asensio se aproximase al vehículo ya que le "pareció oír que le insultaban de manera soez".

Él fue el primero el golpear a Roberto L.R. con una revista que llevaba en la mano, por lo que, a continuación, éste último le propinó un "fuerte golpe" en la parte superior de la cabeza, "que sangró de inmediato y le hizo perder, al menos, una lentilla", lo que "quedó debilitada su visión debido a su fuerte hipermetropía".

El enfrentamiento se trasladó a la parte trasera del coche, donde el autor del homicidio recibió un "aluvión de golpes" con puñetazos "especialmente contundentes" en el ojo izquierdo y la boca, donde sufrió rotura parcial de incisivos. En medio de esta situación de perturbación y temor en su ánimo —continúa— "extrajo la pistola que siempre llevaba para su seguridad personal, con licencia para tiro olímpico, y efectuó tres disparos sucesivos a diez centímetros".

Juan José Asensio, quien tardó en curar 21 días de sus heridas y preciso dos intervenciones quirúrgicas, salió a continuación en persecución de Roberto L.R. si bien, desistió a los pocos pasos, regresó al coche y en el trayecto efectuó una llamada al 091 desde su teléfono móvil.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento