Sin embargo, un nuevo tropiezo retrasará aún más la devolución. El Tribunal de la Signatura Apostólica admitió ayer el recurso de la diócesis ilerdense contra el decreto que instaba a entregar al Obispado de Barbastro-Monzón las obras de arte que en la actualidad forman parte del Museo Diocesano de Lérida.
 
La admisión del recurso supone la paralización del proceso, a la espera de una resolución del tribunal eclesiástico. La Congregación de Obispos de Roma emitió, hace poco más de un mes, un decreto por el que se conminaba a Lérida a entregar los bienes eclesiásticos a la comunidad aragonesa.