Un corte ferroviario en Meridiana afectará a unas 29.000 personas durante cinco meses

  • Empezará el día 28 de marzo, Domingo de Ramos.
  • A causa de la construcción del intercambiador de Sagrera-Meridiana.
  • Afectará a los usuarios de las líneas R3, R4 y R7 de Rodalies.
Tren de Rodalies.
Tren de Rodalies.
RENFE

Barcelona afronta desde el 28 de marzo, Domingo de Ramos, un corte ferroviario para construir el intercambiador de Sagrera-Meridiana que afectará durante cinco meses a 29.000 usuarios de las líneas R3, R4 y R7 de Rodalies, lo que se traduce en 57.000 desplazamientos diarios, ha explicado este miércoles el secretario de Movilidad de la Generalitat, Manel Nadal.

La interrupción se alargará hasta el domingo 12 de septiembre entre las estaciones de Arc de Triomf y Sant Andreu Arenal. Las alternativas programadas se basan sobre todo en la Línea 1 del Metro, en un autobús lanzadera por la mañana los días laborables, y en que los usuarios utilicen otras líneas en origen, como la R2 de Rodalies y Ferrocarrils de la Generalitat (FGC).

La Generalitat afronta así la primera prueba de fuego de Rodalies desde que asumió su gestión, el 1 de enero. Nadal ha subrayado que es una interrupción "imprescindible" para la nueva estación de Rodalies que conectará con el Metro, que se inaugurará a finales de año, y que responde a la reclamación de "inversiones ferroviarias" de los catalanes.

La nueva estación, incluida en el Plan de Cercanías 2008-15, supone 39,8 millones de euros y estará cerca de la futura estación del AVE de La Sagrera. Tendrá un andén de 200 metros y un vestíbulo conjunto con las estaciones de la L1 y L5, y las futuras de la L9 (cuyas obras están en marcha) y L4. Registrará 130.000 viajeros diarios, más del doble de los 52.000 actuales.

El túnel de Rodalies impide ahora que el vestíbulo esté en un sólo nivel, por lo que debe bajarse tres metros la cota del túnel. Además, se colocará una nueva catenaria rígida, de forma que todos los túneles ferroviarios de Barcelona tendrán este sistema, más fiable. En paralelo, ya han empezado de noche las obras para instalar la catenaria rígida en la estación de Sants.

En rueda de prensa, Nadal ha defendido que han preparado un dispositivo alternativo "bien dimensionado", y ha garantizado que lo adaptarán según las necesidades. Se probará en Semana Santa, cuando baja la movilidad, aunque coincidirá con el corte entre las estaciones de Pep Ventura y La Pau de la L2 del Metro, tramo que se sustituirá con autobuses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento