Un policía francés murió este martes cerca de París, Francia, tras un intercambio de disparos con varios presuntos miembros de ETA que antes robaron vehículos en un concesionario de segudna mano, informaron fuentes de la lucha antiterrorista. El tiroteo tuvo lugar cerca de París, en la localidad de Dammarie-lès-Lys, de unos 20.000 habitantes, situada en el departamento de Seine et Marne.

Los etarras amenazaron, maniataron y tomaron como rehén a un empleado del concesionario

Los terroristas amenazaron a un empleado de un concesionario de coches de segunda mano, al que maniataron, y tomaron como rehén. Francia cree que en el robo participaron entre seis y diez terroristas y que se llevaron del concesionario seis coches.

Posteriormente abandonaron el lugar en los vehículos que robaron. Aproximadamente a un kilómetro del establecimiento, uno de los vehículos fue sorprendido por un control policial que intentó identificarles.

En ese momento, otros vehículos se aproximó a los agentes de Policía y desde ellos se disparó contra el agente, que falleció posteriormente como consecuencia de las heridas sufridas.  Se trata del brigada Jean-Serge Nérin, de 52 años, quien murió a pesar de que estaba protegido con un chaleco antibalas.

Francia busca a un presunto comando formado por siete u ocho personasUno de los presuntos etarras, Joseba Fernández Aspurz, alias el Guindi (en la foto de abajo), ha sido detenido mientras que los otros dos han huido. El arrestado estaba huido de la Justicia española y se le relaciona con actos de kale borroka en Navarra.

<span>Joseba Fernández Aspurz, alias <i>el Guindi.</i></span>La policía francesa ha informado de que busca a un "presunto comando de ETA" compuesto "por seis a diez". Las características de un arma encontrada en el lugar donde ocurrieron los hechos permiten "en principio", relacionar los hechos con la organización terrorista, precisaron las fuentes.