Tensión entre Google y China por la censura

  • Hasta el momento, Google China mantiene la censura en el buscador.
  • Había amenazado con eliminar el control de contenidos.
  • Hay muchas posibilidades de que Google abandone sus negocios allí.
Junto a Google, otra veintena de empresas fueron víctimas de los ciberataques.
Junto a Google, otra veintena de empresas fueron víctimas de los ciberataques.
Efe

La versión china de Google mantiene la censura en su buscador, a pesar de las amenazas de la compañía estadounidense de que eliminaría el control de contenidos, según la prensa oficial china.

El periódico China Daily citó a Marsha Wang, portavoz de Google China, quien reconoció que el buscador en el gigante asiático todavía muestra resultados filtrados de acuerdo con las directrices del Gobierno chino. "Todavía estamos haciendo eso (ofrecer resultados censurados a las búsquedas) y no hemos recibido ninguna orden de parar el negocio", afirmó Wang.

La portavoz de Google no quiso valorar las negociaciones que mantiene el titán tecnológico con las autoridades chinas, que se encuentran "en un callejón sin salida", según medios estadounidenses. Desde la firma con sede en California se cifró en un "99,9 por ciento" las posibilidades de que el mayor buscador del mundo abandone sus actividades en China.

A este respecto se manifestó el portavoz de turno de la cancillería china, Qin Gang, quien descartó que la hipotética retirada de Google mine la confianza general de las empresas extranjeras en China, incluyendo las estadounidenses, ya que se trataría de un "acto individual". Por su parte, el portavoz del Ministerio chino de Comercio, Yao Jian, volvió a recordar que el régimen comunista no aceptará la relajación unilateral de la censura por parte de Google.

"Esperamos que Google acate la ley, sin importar que continúe operando en China o tome otras decisiones", apuntó Yao.

En enero, Google amenazó con clausurar sus negocios en China después de denunciar un ciberataque de piratas informáticos chinos contra los correos privados de disidentes, periodistas y empresarios alojados en sus servidores. La multinacional acusó entonces a Pekín de estar implicado en estos ataques y puso como condición para quedarse que el régimen comunista dejase de exigir la censura de contenidos en China.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento