La Guardia Civil detuvo ayer en las cuatro provincias gallegas a diez presuntos miembros del grupo independentista Assembleia da Mocidade Independentista (AMI), acusados de delitos de asociación ilícita, enaltecimiento del terrorismo y daños y alteración del orden público, entre otros.

A los arrestados en la llamada operación Castiñeira, entre los que al menos hay dos mujeres, se les imputa la quema de banderas, agresiones a agentes de la autoridad, incendios en cajeros automáticos y mobiliario urbano, así como amenazas públicas e injurias a la monarquía y a las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Trece registros

Los agentes que participaron en la operación practicaron un total de trece registros en Santiago, Ourense, Lugo y Vigo, donde se incautaron de numerosa documentación en distintos soportes que se someterá a un minucioso análisis. También fue intervenida la web de la organización.

Los detenidos en Santiago de Compostela son M.A.R.; A.M.P.; P.M.P.; A.G.M. y M.O.L. En Ourense se arrestó a M.G.N.; M.V.F. y A.F.R. En Lugo, detuvieron a J.B.F.; y en Vigo, a J.F.V.G. Todos pasarán a disposición de la Audiencia Nacional, tras prestar declaración en la Dirección General de la Guardia Civil.

A todos se les relaciona con el entorno radical vasco. Uno de ellos ya cumplió condena por su vinculación al Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceibe.

Los rasgos de ami

Jóvenes independentistas: La Assembleia da Mocidade Independentista (AMI) defiende la independencia de Galicia. Forma parte del Movimento de Libertaçom Nacional Galego con otras organizaciones independentistas como Nós-UP. Primeira Linha, Agir o Briga.

Entorno urbano: Su presencia era destacada en Santiago (en el entorno universitario), Vigo y Ourense.

Organización selectiva: AMI se centra en los problemas de la juventud como principal eje de actuación. De hecho, sus militantes no pueden sobrepasar los 29 años de edad.

Protestas activas: Policía y Guardia Civil han vinculado siempre a AMI con incidentes en las celebraciones del 25 de julio como pintadas o quema de banderas y cajeros.