En total se incluyen 28 propiedades en Estados Unidos, seis en Europa, dos en Iberoamérica y dos más en Asia. Hay hoteles que operan bajo las marcas Sheraton, W, Westin, St. Regis y Luxury Collection.

El Westin Palace de Madrid, uno de los más emblemáticos de la ciudad, tiene 484 habitaciones. También están dentro de la compra el Sheraton de Santiago de Chile, con 379 habitaciones, y el San Cristobal Tower, también de Santiago y con 139 habitaciones.

Starwood sigue operando

El convenio de compra contempla un contrato para que sea la misma Starwood la que opere todos estos hoteles por los próximos 40 años. Para financiar la compra, Marriott va a emitir 2.300 millones de dólares en nuevas acciones y bonos por valor de otros 700 millones de dólares. El resto de la operación será financiada con dinero en efectivo de las arcas de Marriott.