La amenaza también es extensible a lugares o zonas habitualmente frecuentadas por ciudadanos estadounidenses, incluidos clubes, restaurantes, iglesias, escuelas o zonas recreativas al aire libre, señala una nota publicada en la página web de la Embajada.

La misión diplomática recomendó a sus ciudadanos vigilar sus alrededores y mantenerse alerta. Sugirió también a los turistas y visitantes que planeen viajar a esta ciudad china (muchos por negocios o para adoptar) que se registren en el listado de viajes del Consulado General de Cantón, para que se les pueda ayudar en caso de emergencia.

Segundo aviso

"Este es el segundo aviso por posibles amenazas terroristas contra intereses estadounidenses en una semana", explicó Sheila Paskman, portavoz de la Embajada estadounidense en Pekín.

El pasado miércoles, la misión diplomática alertó a sus ciudadanos sobre posibles ataques terroristas contra hoteles de cuatro o cinco estrellas en las ciudades de China, citando fuentes de inteligencia del Ministerio chino de Seguridad Pública.

El Gobierno chino desmintió la información, achacándola a "un ciudadano extranjero" que aparentemente "inventó" el aviso, lo que obligó a la Embajada a retractarse, también en su página web.

Próximo viaje de Bush

Los avisos de alarma, algo muy inusual en China, podrían estar relacionados con el viaje del presidente estadounidense, George W. Bush, quien llegará a Pekín el sábado 19 de noviembre, para una visita oficial de tres días.

"Bush no viajará a Cantón. Sólo visitará Pekín", confirmó Paskman, quien no desveló el origen de la "información" en poder de su Embajada en esta ocasión.

Las autoridades chinas, que hasta el momento no han confirmado ni desmentido esta segunda llamada de atención, se consideran víctimas del terrorismo internacional, por los supuestos vínculos entre activistas islámicos y los separatistas uygures de la provincia de Xinjiang (oeste), que realizaron varios atentados en los años 90.

      NOTICIAS RELACIONADAS