Campaña del sindicato de enfermeras holandesas
Campaña del sindicato de enfermeras holandesas. NU'91

El sindicato de enfermeras de Holanda ha lanzado una campaña a nivel nacional para acallar a los pacientes que consideran que su trabajo debería incluir también ciertos servicios sexuales. Una situación que se ha registrado especialmente entre las auxiliares y enfermeras que trabajan dando asistencia a los pacientes en sus domicilios.

Como informan desde Telegraph.co.uk, la decisión de lanzar la campaña llegó después de la denuncia de una joven enfermera, de sólo 24 años, a quien un hombre al que cuidaba en su domicilio, le había sugerido ciertos servicios sexuales.

Al negarse ésta, el paciente la había despedido alegando "incapacidad" para el desempeño de su trabajo, tal y como cuenta este sindicato en un comunicado hecho público el jueves.

Ha sido necesario que el sindicato NU'91 ponga en marcha una campaña que deje claro el disgusto y rechazo por parte de estas profesionales. En el anuncio que se ha lanzado aparece una mujer con las manos cruzadas ante su rostro en señal de 'stop', junto al eslógan: 'Yo pongo la línea aquí'.

Según testificó la joven enfermera, otras compañeras que habían trabajado anteriormente cuidando a este paciente, sí se habrían ofrecido a realizar estos servicios. El caso está siendo ahora investigado por las autoridades.