Cada día, reciben unas 10 llamadas de personas que se han encontrado cualquier tipo de ave muerta por la calle y temen que se trate de un caso de gripe aviar. Hay algunos que incluso se presentan con el animal muerto en el cuartel. Allí les explican que no se ha dado ningún caso de esta enfermedad en España, donde las medidas de prevención ya están en marcha, especialmente con la llegada de los primeros gansos a humedales como el de Doñana.