Los mayores aragoneses estarán este año mejor preparados para recibir a la gripe. Transcurridas tres semanas desde el inicio de la campaña de vacunación antigripal, ya se ha pinchado contra el virus un 61% de la población de más de 65 años, que supone el grupo de riesgo más amplio. Esta tasa equivale casi al total alcanzado durante toda la campaña del año pasado.

Cuando se cierre el actual periodo de vacunación, el próximo 30 de noviembre, el Salud calcula que la cobertura habrá llegado al 75% de los mayores de 65 años, diez puntos más que el año pasado.

250.000 vacunas

En total, el Gobierno aragonés espera administrar la práctica totalidad de las 250.000 vacunas adquiridas para este año, lo que supondrá 25.000 más que las utilizadas el año pasado.

De hecho, las farmacias no disponen de vacunas desde hace casi dos semanas, debido a la gran cantidad de solicitudes registradas. La razón reside en la alarma por la gripe aviar. Sin embargo, la vacuna contra la gripe común no sirve para proteger contra esa enfermedad, según los expertos.

El periodo de vigilancia contra la gripe comenzó el pasado 3 de octubre. Hasta ahora, la red de médicos centinelas de Aragón no ha detectado ningún caso, situación similar a la del resto de España y Europa.

La mitad de las consultas, catarros

El frío de los últimos días mantiene alto el número de pacientes que acuden a los centros de salud afectados de catarros y resfriados comunes. Estas consultas suponen entre un 50% y un 60% de las consultas de atención primaria. Esta situación es, según los propios facultativos, propia de esta época del año y no supone ninguna anomalía.

Las claves

De 6 a 8 euros: Adquirida en una farmacia, bajo prescripción médica, la vacuna contra la gripe cuesta más de 6 euros.

No automedicarse: Es la principal recomendación de los expertos. Ante los primeros síntomas de gripe, aconsejan acudir al médico de cabecera.

Dolor muscular y fiebre alta: Son los principales síntomas. Recomiendan reposo, mucho líquido y antitérmicos.