Sala de espera
Sala de espera de un centro de salud. ARCHIVO

Los médicos madrileños son pocos y demasiado viejos. Es una de las conclusiones que se desprende del informe Necesidades de Médicos en España, de la Universidad Europea de Madrid, y que cifra en 9.000 el déficit de facultativos a nivel estatal. Pero la Confederación de Sindicatos Médicos (CESM) va más allá: "Entre un 10 y un 15%" de ese déficit corresponde a la comunidad (entre 400 y 600 tendrían que incorporarse en Atención Primaria y el resto –300–, en Especializada).

Consultas a tope

Que faltan compañeros lo saben bien en la Asociación Madrileña de Medicina Familiar. Según dicen, cada médico de cabecera atiende de media diaria a 45 pacientes, "cuando lo óptimo son 20 o 25. Y hay quien llega hasta los 50 o 60", explica su presidente, Paulino Cubero, quien recuerda que el tiempo medio por consulta que podrá dedicarse este año a un paciente será de 7 minutos (uno menos que en 2009), y lejos de los 10 valorados como óptimos.

La falta de profesionales, (sobre todo médicos de Familia, pediatras, ginecólogos, traumatólogos y anestesistas) se traduce en el día a día de los pacientes. "El médico prioriza los casos graves y recorta tiempo de las labores de prevención", explica Cubero, lo que supone una "merma de la calidad".

Cincuentones y foráneos

Cuatro de cada 10 médicos españoles tienes más de 50 años (extrapolación que sirve para la región). El envejecimiento de la plantilla es algo que reconoce el propio consejero de Sanidad.

Juan José Güemes
ha alertado de que en los próximos años, hasta 2017, la actividad asistencial aumentará un 20% y, por el contrario, la jubilación de profesionales y la falta de recambios dejarán a la región con un déficit de médicos que oscila entre los 4.991 y los 6.591 (dependiendo de la edad a la que ellos mismos opten por jubilarse, a los 65 o a los 70 años).

En los próximos años la actividad asistencial aumentará un 20%Además, el grueso de las jubilaciones afectarán a las especialidades que, ya de por sí, están en precario: Familia y Pediatría sumarán casi el 25% de los médicos que causarán baja. A día de hoy, los doctores extranjeros son la solución de emergencia que postula el Servicio Madrileño de Salud. Y es que de los algo más de 35.000 colegiados que hay en Madrid, el 12% de ellos son foráneos.

"Sobre todo en Urgencias y en los servicios más duros", donde es más difícil encontrar médicos locales.Para los autores del informe universitario, la solución pasa un cambio en el modelo sanitario que pase por la formación y la planificación de los recursos humanos disponibles.

Cirugías envejecidas

Entrar a un quirófano exige que los cirujanos responsables de la intervención gocen de los máximos reflejos. En el caso de la sanidad madrileña hay, según la CESM, cuatro especialidades donde entre el 35 y el 50% de sus médicos se jubilarán en los próximos 10-15 años. Se trata de la Cirugía Cardiovascular, Neurocirugía, Cirugía Pediátrica y Cirugía Plástica, especialidades donde sus profesionales gozan de una gran experiencia, pero no de recambio generacional. "Son cirugías con pocas oportunidades de trabajo y sin demanda", dicen.

Consulta aquí más noticias de Madrid.