El Ayuntamiento ha puesto en marcha el proceso para contratar las obras, y se prevé que comiencen en enero, una vez que se abra al tráfico Doctrinos, con lo que coincidirán con el aparcamiento del paseo de Zorrilla. La reforma costará 1,6 millones de euros y se prolongará durante ocho meses, ya que se renovarán todas las tuberías y se colocarán unas plataformas de refuerzo para evitar que se siga hundiendo el pavimento. Cabe recordar que por debajo de la calle pasaba uno de los ramales del río Esgueva, lo que provocaba inestabilidad del firme. En la superficie se ensancharán también las aceras y se suprimirá la línea de aparcamientos más próxima a la casa de Cervantes.