Con esta medida se evitarán las molestias que originarían los más de 500 camiones diarios que tendrían que atravesar la ciudad para sacar toda la tierra excavada. Este sistema de trabajo encarecerá la obra un 15%; esto es, 22,5 millones de euros. Pero el túnel no comenzará a hacerse hasta 2008. Hasta que esté terminado, el AVE (previsto para 2007) llegará a Valladolid en superficie. Para ello será necesario hacer una tercera vía especial para la alta velocidad, que atravesará el Pinar de Antequera y llegará a la estación del Campo Grande.