Los vallisoletanos estamos concienciados de la necesidad de donar órganos y sangre y las cifras lo demuestran. Desde principios del mes de junio, cuando se puso en marcha, hasta octubre, 517 ciudadanos se han sacado el carné de donante de órganos, un documento que certifica que, tras su muerte, éstos serán utilizados para salvar a otras personas.

Además, en 2005 se han realizado 52 trasplantes renales, 38 hepáticos y 9 cardiacos, según la Junta. En estas operaciones han sido necesarias transfusiones de sangre, un elemento con el que los ciudadanos parecen también estar muy concienciados. Hasta octubre se han registrado 20.944 donaciones, un 2,89% más que en todo el año pasado.

Éstas son muy buenas cifras, según la Hermandad de Donantes de Sangre, pero no significa que sean suficientes, porque la sangre se utiliza a diario en todos los hospitales. Además, desde el Centro de Hemodonación de la capital se manda sangre a todas las provincias donde las donaciones no son tan abundantes, lo que provoca que se sigan necesitando a diario.

La recepción de este plasma se realiza, principalmente, de donantes fijos que acuden cada tres o seis meses. A pesar de todo, este año hay un número importante de novatos en el tema. Hasta el momento, 2.962 personas se han apuntado a esta iniciativa, una cifra que está lejos de los más de 5.000 que se iniciaron el año pasado.

Dónde y cómo, más fácil

El Centro de Hemodonación abre de 9 a 21 horas. Los requisitos son tener de 18 a 65 años, estar sano y pesar más de 50 kilos.
Si te has hecho un piercing o tatuaje tendrás que esperar un año.

Usos, transfusión y más

Además de para transfusiones, la sangre se destina a desarrollar algunas vacunas, como la del tétanos, y para tratamientos de enfermedades como hemofilia y anemia. Tras la donación, dura hasta 28 días.

Compatibilidades, ¿qué tipo eres?

No es importante conocer tu grupo sanguíneo, pero si eres 0– sólo podrás recibir de los de tu mismo grupo
y donar a todos. El más común es el 0+, seguido del A+. El AB+ puede recibir de todos, pero no dona a nadie.