Al parecer, alguien tiró en su interior material pirotécnico en mal estado, que estalló por «una acumulación de gases» en el momento en el que uno de los heridos arrojaba dentro un recipiente, dice la Policía. Por otra parte, siete contenedores ardieron también ayer en Algirós y el Marítimo con frecuencia de uno a la hora.