«Lo hemos conseguido, a la segunda ha sido la vencida». Con estas palabras el secretario autonómico del Deporte, David Serra, recibió ayer la noticia de que Valencia acogerá el Mundial de Atletismo en pista cubierta en marzo de 2008 (la federación internacional no quiso que la capital del Turia fuese la sede del mundial al aire libre).

Para poder acoger el evento, el Ayuntamiento remodelará el velódromo Luis Puig. Entre otras actuaciones, se repararán las goteras que hay en  la cubierta (desde hace más de un año) y se colocarán capas de un nuevo material sobre la pista de atletismo.

6.500 espectadores

Además, se renovarán el resto de instalaciones del pabellón (vestuarios, gradas...), con lo que tendrá una capacidad para 6.500 espectadores y 2.000 invitados (atletas, organización y prensa).

Asimismo, el Consistorio renovará el polideportivo de Benimàmet (junto al pabellón), al que añadirá nuevos campos de césped artificial. En esta línea, el Ayuntamiento ejecutará también la ampliación del parque de Las Carolinas (espacio ocupado actualmente por chabolas).

Antes de Fallas

El Mundial tendrá lugar del 7 al 9 de marzo y su organización costará alrededor de nueve millones de euros (una parte irá destinada a las obras de mejora del pabellón).

800 atletas de 170 países

El evento deportivo de 2008 reunirá a cerca de 800 atletas de 170 países distintos, que harán las delicias de los más de 500 millones de espectadores que seguirán las carreras por televisión. Además, y en la línea de la Copa América, el Mundial de Atletismo dejará en Valencia alrededor de 100 millones de euros en ingresos directos (y sólo en los tres días en los que se celebra), según los cálculos del concejal de Deportes, Cristóbal Grau. Para cubrir las competiciones se acreditarán más de 3.500 periodistas de todo el mundo.